lunes, 9 de noviembre de 2009

Peter Fetcher un sìmbolo a recordar


Hoy se cumplen 20 años de la caìda del Muro de Berlìn. 20 años suena a tan poco y a la vez mucho. 1989 tambièn parece que fue ayer o hace mucho.
Yo soy de la generaciòn (de los 60s )perteneciente a esa barbaridad que se llamò el Muro de Berlìn (empezado en el 1961).-
Pensaba que cualquiera que tenga 25 o menos años, no podrìan pensar racionalmente ahora la existencia de algùn muro divisorio de nada entra la gente, polìticamente hablando, aunque reconozco que algo parecido (y sin entrar en polèmicas que no es de èste post) hay en Palestina actualmente.
Pensar que tan sòlo en 1989, año donde ya estaban los inicios de Internet, pero donde los medios de comunicaciòn estaban muy presentes(radios diarios y cadenas de TV), todavìa seguìa vigente esta atrocidad, me deja siempre perplejo. La respuesta de la gente tambièn sorprende, recuerdo ver con mucha ansiedad las imàgenes de la CNN y los noticieros mostrando a multitudes agolpadas frente a los pasos, y en algunos casos gente subida al muro con mazas y martillos rompiendo las paredes. Increìbles y heroicas.
Calculo que la respuesta sorpresiva y fulminante de la gente decidida a dar fin al muro, tuvo alguna preparaciòn previa que no conozco de la historia polìtica y los cambios en los meses previos a noviembre de 1989. Seguramente influyò mucho el cambio de vista polìtico en la Rusia del entonces Premier Gorbachov, pero no quita mèrito a la respuesta contundente de la gente.
Mi reflexiòn acerca de èste aniversario, es que siempre en el ser humano, anida el sentimiento de libertad, de anarquìa (bien entendida),de rebeliòn a las opresiones, y que sea cual sea, de derecha, de izquierda, democràtica o dictatorial, las mismas ( opresiones, quita de libertades, censuras, etc) nunca triunfan, aunque cuesten años como en el caso del muro derribarlas.
Lamentablemente en ese proceso siempre hay vìctimas, siempre hay hèroes que ponen su cuerpo, como en todas esas luchas, los que van 1ros, los que encabezan, los que por sì o por otros, se entregan.
En èste caso Peter Fetcher, mencionado en el tìtulo, fuè la 1ra vìctima mortal en el intento de cruce del muro, y me conmoviò su tràgica muerte al leer las noticias que conmemoraban el aniversario de la caìda del muro.
Peter era un casi adolescente(18 años)cuando decidiò cruzar el nefasto muro junto a un amigo .
La historia narra que ambos se escondieron en una carpinterìa cuyas ventanas daban junto al muro en esa època ( los 1ros años algunos barrios limitaban con el muro, luego esas casa se derribaron para lograr màs efectividad), pero al lanzarse y buscar el otro lado, fue visto por los guardias , que dispararon e hirieron a Peter en la cadera.
Peter cayò pegado a una alambrada de pùas, en medio de los dos lados ( el oriental y el occidental) en un llano, a la vista incluso de la gente que pasaba caminando a la distancia en Berlìn occidental.
Se fue desangrando durante una hora, pidiendo ayuda a los gritos hacia el lado occidental, cuyos guardias estaban impedidos de acudir o intervenir hasta que los que cruzaran pisaran el lado permitido. Paradòjicamente tambièn debìan impedir que la gente ayudara, incluso a fuerza de amenazas de disparos, para evitar un incidente diplomàtico grave ( plena guerra frìa en ese momento entre Rusia y Norteamèrica).
Finalmente Fetcher muriò desangrado, y fue retirado por los guardias orientales y vuelto su cuerpo al lado de donde quiso escapar. La imagen que acompaña el post es justamente de èse momento(en que retiran el cuerpo), ya que del lado occidental en que se juntò la gente a contemplar la tragedia, tambièn hubo fotògrafos que plasmaron el momento.
Hubo muchos que lograron , aunque cada vez màs dificilmente cruzar a lo largo de los años, pero tambièn muchas vìctimas que no lograron hacerlo, incluso la ùltima meses antes de la caìda.
Pero me conmoviò mucho èsta la 1ra por haber sido a la vista de todos, y sin poder ayudarla , sòlo mirando como se morìa, una paradoja que señala incluso culpabilidades a la sociedad occidental del 1er mundo actualmente.

2 comentarios:

Dormidano dijo...

Fue contemporáneo de la caída del Muro de Berlin.
Espero ser contemporáneo de la caída del Muro en Palestina, del Muro que separa EE.UU. de México y de los cientos de miles de muros invisibles (pero palpables, impenetrables y reales) que se han levantado en el mundo.
Eso espero.
O sueño.

Hetitor dijo...

Coincidimos en esos sueños Dormidano, gracias por pasar y comentar.-