martes, 8 de diciembre de 2009

La pèrdida del espacio al aire libre


El tìtulo suena muy ampuloso, pero es lo que me da vueltas en el marote desde hace bastante tiempo en base a lo que se vive en èste paìs actualmente .
Y me refiero al estado de las cosas en la calle, en los espacios al aire libre, en tantas cosas que disfrutaba, tanto de chico, como de adulto, al menos hasta hace unos 20 años atràs y que se han perdido aparentemente irremediablemente al menos para mi generaciòn, por lo que va a costar y llevar a cabo recuperar èsta pèrdida de disfrute al aire libre , tal vez las generaciones futuras puedan recuperarlo.
Me refiero concretamente al tema inseguridad, con respecto del disfrute del espacio al aire libre, y no me vengan con paranoia, ni con bombardeo de los medios, ya me cansè de esa excusa del gobierno y los que simpatizan con èl. No tapemos el sol con la mano, el sol està atràs siempre. En èste post no voy a discurrir, el porquè, el còmo, las soluciones, las responsabilidades, no quiero que se desvìe y discutamos eso, cosa que voy a hacer nuevamente en algùn post, como ya lo he hecho en anteriores.
Aquì quiero describir, algunas cosas que se me vienen a la mente que fuì perdiendo de hacer al aire libre debido al tema inseguridad y estoy convencido de que los que lean coincidiràn conmigo en que se perdieron, y que no es debido al paso del tiempo y el avance de las cosas, no seamos tontos , no pasa por cuestiones de edad o modernidad, pasa por no poder hacerlas sin temor a ser vìctimas de algo malo.
- La foto ejemplifica algo que vengo comprobando cada vez que me siento al aire libre en una mesa de bar. Que placer era antes, sentarse a tomar algo en la calle en cualquier bar, sin pensar en nada o sòlo debatir con amigos algùn tema, o sòlo leyendo un diario, o fumando ( el que lo hace), o mirar pasar la vida: Ahora es inevitable que cada minuto se acerque a la mesa algùn niño mendigando, cosa que no serìa nada del otro mundo si no fuera que , uno està atento a que no tome algo personal nuestro y salga de raje. Aparte es constante ( al menos aquì) la marea de chicos, madres, jòvenes, etc que se acercan a pedir, a dejar alguna chucherìa para que se le de una moneda , lo cual es una muestra exacta de como estamos en cuanto a desarrollo, miseria y subsidios.
Otra cosa es colgar ( saco, campera, cartera en el caso de la mujer) en la silla . Es inevitable que miremos con 100 ojos, si estamos pegados a otra mesa(por si nos meten la mano), si està al alcance de un tiròn que lo/a zafe de la silla, etc. Lo mismo pasa con cualquier objeto que dejamos arriba de la mesa ( cosa que ya casi nadie hace salvo algùn paquete de cigarrillos).
No me jodan con el tema, de que me molesta si se acerca algùn niño humilde a pedir, no me refiero a eso, ni a la mezquindad de darle algo , moneda o comida que sobrò ( cosa que hago, antes de dar dinero), sino a la incomodidad ( y que se entienda bien el significado) de ser abordados por una seguidilla interminable de gente mangueando y que sabemos que no se les soluciona nada y que seguiràn en aumento.
- Disfrutar de cualquier espectàculo al aire libre : Aquì incluyo cualquier show, cualquier nùmero artìstico, cualquier recital de mùsica, cualquier acontecimiento artìstico , etc que antes disfrutàbamos parados, sentados, amuchados, pegados, con poca, con mucha gente alrededor.
Esto se engancha a lo anterior, ahora es difìcil concentrarse en algùn espectàculo, sin estar atentos a los que pasa a nuestro alrededor, si no tenemos cosas de valor en los bolsillos externos, si llevamos encima antes de salir, todas las llaves, las tarjetas, mucha guita, etc. Si el ambiente que vemos no nos inspira confianza, en general rajamos antes. Si la cosa es en algùn parque, evitamos llegar o salir por algun lugar no muy seguro. Si es en la calle, o nos paramos en el centro, y se empieza a juntar gente que queda muy pegados a nosotros, ya desconfiamos de que nos metan la mano en algùn bolsillo. Si queremos concurrir algùn recital de musica en algun estadio, o ir a algùn partido de fùtbol, lo pensamos 2 o 3 veces, por el clima de violencia que se suma a la inseguridad. Me queda mucha nostalgia de cuando iba a ver muchos recitales de rock, o partidos de mi ñuls querido, sin que nunca pasara nada.
- Manejar y estacionar tranquilo en cualquier lugar de la ciudad: Ya no es posible ir, mucho menos de noche, a cualquier compromiso que tengamos en auto, dejarlo estacionado cerca, o lejos del destino, sin estar preocupados todo el tiempo de la integridad del mismo o de nosotros.
Hay lugares hace rato que ya no voy en auto, voy en taxi o remise, para no estar pendiente del vehìculo. La otra noche recordaba en la casa de mi ahijado , con mi compadre, que viven en la zona sur de Rosario, cuando iba en auto, lo dejaba en la puerta, y cuando me iba, junto a mi compadre Fernando, nos quedàbamos tal vez una hora, charlando en la puerta, escuchando algo de mùsica del stereo, en plena madrugada sin que nos pasara nada. Eso ya es impensable, y sòlo salimos a la puerta cuando sentimos la llegada del escaso radio-taxi que va a ciertos lugares a la noche.
- Andar en bici - moto : De chico, solìa recorrer con un amigo, buena parte de la ciudad en bici, en general sàbado a la tarde. O solìa andar por la vereda, en casa de amigos que tenìan bici,yo nunca tuve una por tema dinero , de chico. Ahora tampoco me compro, para què, si serìa imposible recorrer la ciudad en bici, sin que me la robaran en muy poco tiempo. Ahora veo sòlo a los hijos de amigos o conocidos usarlas en quintas o lugares muy chicos cerrados. Impensable que las usaran ahora como en mis tiempos.
A mì las motos me gustan , serà que todo lo ligado a los fierros o motores me gusta. Reconozco que no es un vehìculo que se adapte a mì, por eso nunca me comprè una. Pero a los que realmente gustan de ellas, o las necesitan por necesidad laboral o traslado, el tenerlas a resguardo es un dolor de cabeza, y los que no pueden colocarle alarma, por costos, que son en general muchas personas , han sufrido robo de las mismas en cualquier lugar de la ciudad, incluso llegando a perder la vida gente que iba a trabajar montados en ellas.
- Jugar en la calle/parque/plaza : De chico, juguè en la calle , casi todos mis años de infancia, tanto en la cuadra de mi casa , como en la de amigos que vivìan màs lejos. Tardes enteras pasàbamos en las veredas de Rosario. Ni hablar de los parques, yo vivo todavìa muy cerca del Independencia, y solìa ir con chicos del barrio a jugar al fùtbol con 8 o 10 años, solos.
Lo de jugar en la calle, ya desapareciò incluso en los barrios, y no se debe a las Plays o PCs o TV, si no a que ningùn padre deja ya jugando chicos solos en la vereda, tanto por temor que les pase algo, sino por temor de que alguien se les meta en la casa abierta. Lo de los parques sòlo se mantiene los domingos o en lugares, que se visualizen con mucha gente.
Yo suelo ir a trotar algùn que otro dìa de semana, solamente al sector del parque que da enfrente a Tribunales, casi sin llaves, sin celular, sin dinero, con mi reloj màs berreta y sòlo me doy el lujo y riesgo de llevar el mp3 portàtil.
- Pasar algùn fin de semana en las afueras : Muchas veces tanto de chico , como adolescente, he ido a pasar algùn finde a la quinta de algùn amigo. Ibamos solos, y nos quedàbamos a dormir solos, y me refiero con 15/16 años , sin que nunca nos pasara nada, aislados, ya que no habìa celulares ni fonos fijos. Aquì la zona de Rosario, està rodeada de muchas zonas de quintas de fin de semana o vacacionales, en Funes, Roldàn, Pueblo Esther, etc.
Ahora escucho a muchos conocidos que sufrieron robos, los dìas de semana que no van, o que si alquilan , averiguan primero donde estàn, si hay seguridad privada, etc.
- Caminar , sòlo caminar..... : Lo que parece una actividad muy simple, y saludable, se ha transformado en algunas ocasiones en algo tensionante. Depende de cual zona donde camine, depende de la hora, depende de lo que lleve encima, depende de que no nos toque........
Es inevitable cuando abordo èste tòpico, no recordar las muchas noches / madrugadas que volvìa caminado por calles de la zona Norte de Rosario, de vuelta de la casa de una ex novia, con poca luz, sin nadie a la vista, varias cuadras hasta alcanzar la Avda Alberdi, màs iluminada, sin que nunca tuviera inconvenientes. Ahora, incluso, en zonas cèntricas, cuando voy caminando, voy atento a mi entorno, y no uso los auriculares(del MP3) si no me siento seguro.
Cuando termine de escribir èsto, seguro me acordarè de alguna màs, o varias màs que no incluì.
Me moviò mucho escribir sobre èsto el venir viendo, muchas imàgenes, en TV o films o documentales, de còmo en otras ciudades del mundo , incluso en paìses del llamado 3er mundo, ver la gente disfrutar mucho de los espacios al aire libre, de ver la gente en bares en veredas, en parques, en espectaculos, etc sin la cantidad de chicos/jòvenes deambulando alrededor, mendigando, fumando paco, lavando cristales de autos, intentando ser malabaristas forzados, relojeando a quien arrebatar algo, y ver esas imàgenes con profunda envidia y resentimiento hacia quienes nos dejaron y dejaràn èsto.
Espero èsto no se tome como la reflexiòn de alguien paranoico, o que vive obsesionado por la inseguridad , si no que nos sirva para darnos cuenta cuanto hemos perdido ( al menos los que vivimos en urbanizaciones grandes) de disfrute del espacio al aire libre. De cuanto nos han quitado todos estos años ( al presente) de gobiernos corruptos que crearon èsta situaciòn actual.
Reitero, que aquì no hice ningun anàlisis del porquè de èsto, lo voy a hacer en otro post, tengo todavìa mucho para aliviar mi marote en èste tema y lo voy a plasmar màs adelante.

2 comentarios:

Lauri y Agustin dijo...

Hola Hetitor, tanto tiempo! Totalmente de acuerdo con la entrada; yo vivo yendo y viniendo con Agus por sus respectivos tratamientos, y ya no se puede salir... Hasta en la plaza, de paseo hay que cuidarse! Definitivamente, esto esta lejos de lo que soñe para mi hijo, y esta lejos de como me crie yo: Jugando en la calle. Mis abuelos se sentaban en la puerta de calle y tomaban mate con los vecinos hasta pasada la madrugada...En que poco tiempo cambio todo!
El otro dia en la plaza, tenia la cartera cruzada y una bolsa con papas fritas y gaseosa para el peque. Cuestion que se me acercó una nena a pedirme monedas, y no le di, bueno, parece que me hizo un estudio porque me empezó a pedir lo que llevaba adentro de la bolsa. Tenia 2 mayores que la miraban desde 50 mts. Lo que digo es que ya no se puede vivir asi. Gracias a este gobierno, que premia a los vagos y condena a los laburantes.
El gobierno no va a hacer nada para frenar esta inseguridad, al fin y al cabo, esta muy ocupado preparando los cheques que los vagos se van a llevar como aguinaldo, solo por haber participado en las marchas.
Al gobierno le conviene una sociedad cada vez menos culta, le conviene legalizar la droga. Ya hay casos de justicia por mano propia. Que esperan? Que sea la ley del oeste???
Ahora, como sociedad, deberiamos ir a donde tienen detenido al tipo que mato a los ladrones, hacer una marcha para pedir que lo liberen, y si no lo liberan, romper todo como hacen los piqueteros cuando encierran a uno de los suyos.
Perdon que todos caigan en la misma volteada, pero yo tambien estoy caliente, la situacion no da para mas.

Hetitor dijo...

Que lindo Lauri volver a leerla!
Y que lindo avatar y firma :))
Veo que coincidimos, a pesar de ser generaciones diferentes en èste tema tan sufrido.
Besitos